468x60

Tu Ganas

23.12.08
Ya fue. Nada volverá a ser igual, por mas que quiera, por más que ruegue, por mas que lo desee con todas mis ganas, no será lo mismo. Todo cambió, porque asi lo decidió. Tal vez no entienda o no perdone por completo lo sucedido, pero aun así desearía poder dar la oportunidad de volver a empezar desde cero, tal como me lo pidió. Pero no será así. Hay otra por la cual se debe preocupar, y esa no soy yo.

Tal vez yo tenga mi lugar, mi espacio, mi tiempo. Tal vez llegué a significar algo ... pero no se si ella significa más que yo. Y no se porque por ratos quiero saberlo y por ratos no. Solo él tiene la respuesta, pero no quiere darla porque no quiere tocar el tema. Sabio. No se debería tocar ese tema. Finalmente, yo igual me quedo con las ganas de saber qué pasó, qué sucedió, dónde quedé. Y sin querer, en algun momento igual tocamos el tema. Y es incómodo. Y él se molesta. Y yo termino pidiendo perdón. Tonta.

No quiero agarrarle anticuerpos, no es eso realmente. A pesar que fue serruchando el piso, que metió su cuchara y ahora se jacta de lo que se ganó con su esfuerzo, no quiero tratarla mal. Al menos no a su cara. No la miro mal, no la trato con indiferencia, no la ignoro. Lo único que opino de ella es su falta de gracia fenotípica. El resto son comentarios que recibo y que no tengo idea si son ciertas. Pero lo que siento por ella, a pesar de la molestia de la serruchada, es envidia. Envidio que ella tenga lo que era mio, que me lo haya quitado así de rápido y que ahora tenga el poder y autoridad de negarle que me de una ojeada. La falta de comunicación que existe entre nosotros no es porque hemos terminado mal ni porque hayan cosas entre nosotros. Es porque ella está de por medio. Porque en sus palabras, si él estuviera solo, todo le sería más fácil. Y eso es lo que me cuesta aceptar, pero finalmente tengo que hacerlo: el ya no tiene consideración por mí porque la tiene por ella.

Así que así queda todo. No podemos ser amigos como Dios manda. No podemos ser los amigos que él y yo queremos ser. No podemos serlo por ella. Así que tu ganas. Yo ya no puedo hacer nada al respecto. Es su desición. Yo lo perdí. Espero que no sean felices (con toda la sinceridad del mundo).






¡Qué rabia! ¿no?

2 post-its:

  1. Glenn K. dijo...:

    Pase por algo parecido hace unos años y claro q jode.. sobretodo cuando a ese alguien lo creias tan pero tan tuyo... pero el mundo da vueltas y solo debem,os estar atentos para ver las oportunidades que nos da la vida para el amor y la felicidad....

  1. Paula Gabriela dijo...:

    Lamento entrometerme pero me enviaron este blog por lo escrito. En realidad aveces podemos sentirnos mal por algo que creemos que es de un modo o de otro sin estar seguros de ello, en estos casos es mejor preguntar para salir de duda. La postura que tome trate que sea la más neutra, lamento si no fue evidente de ese modo. Y apesar de mi ID: Serrucho, creeme que puedo entender lo que paso por tu mente en ese momento.

    Y no tengo idea alguna si cambia algo, pero Felicitaciones por el blog :)creo que es la mejor forma de expresarse.